CGT gana sentencia de fijeza en Barcelona

416

EL JUZGADO DE LO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO N.º 17 DE BARCELONA RECONOCE LA FIJEZA DE LA RELACIÓN LABORAL A UN FUNCIONARIO INTERINO EN ABUSO DE TEMPORALIDAD DE LA DIPUTACIÓN DE BARCELONA

En fecha 5 de noviembre de este año el Juzgado de lo contencioso-administrativo n.º 17 de Barcelona dictó sentencia en relación a la solicitud de fijeza realizada a la Diputación de Barcelona por un funcionario interino en situación de abuso de temporalidad, afiliado de nuestro sindicato, desestimando todas y cada una de las alegaciones presentadas por la administración y declarante que “se transforma la relación laboral abusiva por temporal (…) reconociendo como situación jurídica individualizada el derecho del recurrente a permanecer en el puesto de trabajo que actualmente desarrolla con los mismos derechos y con sujeción al mismo régimen de estabilidad y inamovilidad que rige para los funcionarios de carrera comparables, sin adquirir la condición de funcionario de carrera”.

Se trata de la primera sentencia que reconoce el carácter fijo de la relación laboral a un temporal en fraude de ley a la Diputación de Barcelona, y también la primera en sede contenciosa en Cataluña para un funcionario interino, en aplicación de la jurisprudencia del TJUE y siguiendo los criterios establecidos por otras sentencias similares en primera instancia, notablemente las sentencias pioneras del JCA n.º 4 de Alicante. También se trata del primer procedimiento correspondiente al grupo de interinas asesorado por la CGT que han denunciado su situación de abuso de temporalidad a la Diba del cual obtenemos sentencia, la cual no podría ser más positiva para los intereses del compañero denunciante. Desde nuestra Sección Sindical nos congratulamos por la obtención de esta resolución judicial en primera instancia, y queremos agradecer el buen trabajo hecho por el Gabinete Salellas y Asociados, que es quienes nos lleva la jurídica en este tema.

Instamos a la Diputación de Barcelona a asumir y reconocer de forma inmediata la ejecutividad de esta sentencia y a renunciar a recurrirla en segunda instancia. Creemos que ya es hora que la Diba ponga un poco de racionalidad en este asunto, en lugar de liarse y liarnos en un laberinto judicial, porque estamos convencidas que después de esta primera sentencia vendrán más. En cualquier caso, queremos dejar claro que tanto la CGT como los compañeros y compañeras que han denunciado por fraude de ley estamos dispuestas a llegar hasta el final, hasta la instancia que haga falta.

Después de la jornada de huelga del 28 de octubre en el sector público de Cataluña, y con el proyecto de ley derivado del ”Icetazo” todavía pendiente de resolver en sede parlamentaria, consideramos que esta sentencia pone de manifiesto lo que siempre hemos estado diciendo: Que las administraciones en el Estado español, el gobierno, y la judicatura tienen un problema muy gordo por el hecho de no querer reconocer que la solución al abuso de temporalidad masivo que han cometido y han permitido durante tantos años no se puede resolver de otra manera que mediante la sumisión al principio de la primacía del derecho europeo y en conformidad con la jurisprudencia comunitaria, y que de ningún modo se puede admitir, como dice claramente lo TJUE, que hacer pasar al personal abusado por procesos de turno libre y resolución incierta sea una opción válida para sancionar el abuso cometido.

Desde la CGT animamos a todos los compañeros y compañeras en situación de abuso de temporalidad a denunciar judicialmente su situación y, sobre todo, a continuar organizándonos y luchando, por todos los medios, para conseguir la estabilización para el conjunto del personal precario de la Diputación y de todas las administraciones, para tumbar el *Icetazo y para lograr la solución justa que el personal en fraude de ley merece.

Los lemas que nos llevaron a la convocatoria de huelga del pasado pasado 28 de octubre son hoy más vigentes nunca, y hoy hay más motivos que nunca para que todo el mundo los haga suyos y para continuar de forma inmediata la lucha juntas, hasta la victoria. Porque tenemos razón, lo hemos sabido siempre, y entre todos y todas tenemos que hacer que la razón sea ley.