Contra el Icetazo; con más razón y más fuerza

920

Es obvio que el gobierno PSOE-Unidas Podemos tomó nota de lo que ocurrió al día 28 de octubre, el día que a partir de una huelga convocada por la Mesa Sindical de Sindicatos contra el Icetazo , se llenaron las calles de muchas ciudades del estado español para reclamar un proceso de estabilización justo para todas las personas que trabajan en la administración pública y sufren abuso de temporalidad.

Las grandes movilizaciones del 28 fueron el detonante para que después de que el día 11 se publicara el Informe de la Ponencia, un trámite que abre el procedimiento para aprobar el Proyecto de Ley de reducción de la temporalidad, varios medios pusieran el foco en la distribución de un mensaje, erróneo y poco contrastado, que afirma que los interinos e interinas que lleven más de cinco años trabajados en la misma plaza pasarán a ser fijos sin necesidad de oposición.

Está claro, que si contextualizamos los hechos en los tempos que se producen, podemos interpretar un avance respecto al más que infumable acuerdo que firmó CCOO, UGT y CSIF que inspiró la primera versión del Icetazo. Un texto que negaba todo reconocimiento al sufrimiento de años en situación de fraude de ley de decenas de miles de interinas. La HUELGA ha sido el motor que lo ha permitido.

Cuando en el día 28 desde la calle se llamaba que los 10 años que contemplaba el decreto para convertir una plaza en fija eran totalmente injustos, a día de hoy podemos interpretar que el hecho de que la movilización haya forzado a la reducción de este plazo cinco años (seis, en realidad) representa una victoria . Y mientras la santa triada sindical sigue intentando crear dudas sobre la legalidad de un texto que no solo recoge lo que ya estaba artículado en el EBEP (concurso de méritos en situaciones de excepcionalidad) sino que recoge, en parte porque el Tribunal sancionaba 3 años, la sentencia del Tribunal Supremo. Puestos a dudar, CCOO, UGT y CSIF, cuestionan hasta las cifras globales de personal interino afectado que da el Gobierno. Las declaraciones en prensa de estos días, y la propia firma del Icetazo en junio, demuestras que estos sindicatos ni representan ni defienden al colectivo interino.

Ahora bien, es necesario leer la letra pequeña, y por eso desde la Federación Estatal de Enseñanza de CGT alertamos que ahora es la hora de no ceder y de continuar la lucha. De hecho, ¡ahora es precisamente el momento para hacerlo!

El redactado del informe de la ponencia tal y como aparece está lleno de inconcreciones y lagunas que sin duda, se aplicarán en contra de las trabajadoras si no lo detenemos. Algunos de los aspectos más relevantes son:

  • El texto contempla un concurso de méritos abierto a todo el mundo, por tanto puede excluir a las personas que llevan ocupando lugares determinados durante años.
  • La propuesta no cumple la normativa de los plazos en los que se determina el fraude de ley, dejando fuera de juego a las personas abusadas que han trabajado de 3 a 6 años en la administración.
  • La condición de conseguir la consolidación de las plazas ocupadas con carácter temporal ininterrumpido con anterioridad al 1 de enero de 2016, excluye a la mayoría de interinas de la posibilidad de no hacer oposiciones, debido a la dinámica contractual de la administración .
  • La sanción sigue recayendo en las trabajadoras en abuso incumpliendo la jurisprudencia del TJUE.
  • El decreto mantiene abiertas las puertas traseras a la privatización de servicios puesto que contempla la amortización de aquellas plazas que no se saquen a concurso público.
  • El texto no refleja como se va a aplicar ni en Educación ni en Sanidad.

Estamos ante un Proyecto de Ley que todavía está en fase de enmiendas y sólo la movilización podrá forzar a que mejore y se hagan cambios reales hacia la estabilización del personal de la administración pública.

¡Defendamos las interinas, defendemos los servicios públicos!