Enmiendas de CGT al Decreto extraordinario de Interin@s

160

La lucha del personal interino en abuso de temporalidad está desde septiembre en el orden del día de los centros educativos. Hemos tenido un inicio de curso marcado por grandes movilizaciones para parar el ya más que conocido RD 14/2020 -Icetazo- que pretendía estabilizar las plazas interinas sin tener en cuenta a las personas que llevan años en abuso de temporalidad. Gracias a la presión en la calle y a que tanto el Gobierno como los sindicatos de la patronal son conscientes de que las bases iniciales incumplen la normativa europea, se ha conseguido introducir una vía en la línea del artículo 61.6 del TREBEP, que contempla el acceso a la función pública vía concurso de méritos. Una reclamación que desde CGT llevamos pidiendo desde hace mucho de tiempo.

El Ministerio de Educación ha hecho un borrador, con posibilidades de enviar enmiendas, para modificar el RD 276/2007 que regula el ingreso a la función pública de nuevas especialidades en el cuerpo de docentes. Lo quieren aprobar a lo largo de este segundo trimestre.

Desde  la Federación de Enseñanza de CGT continuamos luchando para evitar este ERE encubierto, que pone en riesgo el puesto de trabajo de centenares de interinas e interinos que llevan años y años trabajando en la educación pública.

Ante la posibilidad de enmendar el borrador para modificar el RD 276/2007, vemos imprescindible exigir una serie de cambios, para hacer que el RD recoja lo que ya se ha sentenciado tanto por el TJUE como por el Tribunal Supremo en materia de estabilidad y de abuso de contratación temporal. De este modo, el Real Decreto tiene que servir para estabilizar a aquellas personas contratadas en abuso de temporalidad y no las plazas. La fecha tope temporal para la consolidación fijada con anterioridad al 2016 (6 años) no tiene sentido, cuando la legislación española la sitúa en 3 años, a partir de la cual, se tiene que dar una solución a la contratación temporal. Además, el borrador no  regula ninguna sanción al abuso de la contratación temporal, hecho que no evita que en un futuro se pueda volver a repetir esta situación.

La Federación de Enseñanza de CGT ha propuesto los siguientes cambios al borrador de modificación del RD 276/2007:

1. Concurso de méritos (excepcional) para aquellas plazas que hayan sido ocupadas con carácter temporal con anterioridad al 1 de enero del 2016. Estas plazas están ocupadas en su mayoría por personas que se encuentran en abuso de temporalidad y por tanto proponemos que:

– Se consideren todas las plazas anteriores al 31 de diciembre 2019 (3 años en abuso).

– El concurso de méritos SÓLO contemple los años de experiencia y que sea restringido a las personas que están actualmente trabajando en centros públicos. Este concurso de méritos tiene que tener la capacidad de estabilizar a todas aquellas docentes interinas que se encuentran en abuso de temporalidad como finalidad principal. Actualmente, el proceso es abierto a todo el mundo para garantizar, según su punto de vista, la igualdad de oportunidades. Pero, desde nuestra visión, el hecho de que no esté restringido vuelve a perjudicar a aquéllas que están sufriendo un abuso, y no se les garantiza la estabilidad para la que se ha creado el RD 14/2021 (Icetazo).

– El concurso de méritos se pueda realizar siempre que las circunstancias lo requieran (en la línea del 61.6 del EBEP, por vía de excepcionalidad).

2. Concurso-oposición (fase de oposición más concurso de méritos) para plazas estructurales: ocupadas de forma ininterrumpida desde el 31/12/2020 y plazas afectadas por los procesos de estabilización previstos en la ley 3/2017.

En cuanto a la fase de oposición proponemos:

– Que el concurso de oposición sea NO ELIMINATORIO en su TOTALIDAD. Recordamos que actualmente las diferentes fases no son eliminatorias, pero para acceder al concurso de méritos, la media de todas las pruebas tiene que ser un 5. Pedimos que no haya una limitación de la nota en esta fase de oposición y que las aspirantes puedan pasar con cualquier calificación a la fase de concurso de méritos. Sabemos que el procedimiento de concurso-oposición, tal y como está planteada actualmente, no garantiza la igualdad de los aspirantes: en base a las estadísticas, se penaliza con creces a las trabajadoras con más tiempo trabajado en el cuerpo y con más responsabilidades laborales y domésticas.

En cuanto a la fase de concurso proponemos:

Se tienen que considerar todos los procesos selectivos aprobados, sin limitarlos a los aprobados desde el 2012. Haber superado estos procedimientos ha garantizado el acceso a la función pública docente en las supuestas condiciones de igualdad y capacidad, independientemente de la fecha en la cual se superan.

No se tiene que reconocer la experiencia en los centros concertados o privados, puesto que son plazas objeto de consolidación y es inaceptable e incoherente.

La puntuación máxima de experiencia tiene que ser por el mismo cuerpo al que se opta, independientemente de la especialidad.

Se tienen que puntuar los diferentes cargos ejercidos dentro de los centros educativos. Desempeñar  responsabilidades en el centro educativo supone un grosor importante de trabajo y de implicación que se tiene que valorar.

La Federación de Enseñanza de CGT ha enviado al Ministerio de Educación estas enmiendas y aportaciones siendo plenamente consciente de que la lucha tiene que darse en los centros y en la calle.

POR UNA EDUCACIÓN PÚBLICA, LAICA, DEMOCRÁTICA, FEMINISTA, EQUITATIVA, INCLUSIVA, SOLIDARIA, TRANSFORMADORA Y DE CALIDAD.

#QuienesEstánSeQuedan

Artículo anteriorHasta el 31-1-2022… ¡Pásate a la Sanidad Pública!
Artículo siguienteCGT en defensa de la Escuela Rural