Interés negativo

5

Hasta no hace mucho, y desde siempre, cuando alguien compraba bonos o deuda del Estado lo hacía para ganar algo. Pongamos por caso: se adquiere un bono de 1000 euros para hacerlo dinero 5 años después y el Banco de España cobraba 890 euros por el bono. Es decir pasados los 5 años el Banco te devolvía 1000, cuando sólo se le dio 890. De hecho los bancos recibían dineros en depósito y al depositante le remuneraban ese dinero a un interés del 2 %, o del 3%, o x%… de forma que con el dinero depositado el Banco hacía el negocio prestándolo a otras personas a un interés del 10%, o del 14% del z%. La diferencia que el Banco se quedaba servía para cubrir los gastos de gestión del Banco: Edificios, personal, comunicaciones…. Y además generaba el beneficio de miles de millones de euros en muchos casos.

Algo está pasando, y desde hace tiempo, para que se hable de Intereses Negativos. Por ejemplo la deuda del Estado Alemán lleva años en intereses negativos. Lo que significa que quien compraba Bonos alemanes pagaba al Banco Alemán más dinero que el que recogería cuando el Bono caducara. Es decir una persona pagaba 1000 euros al Banco Alemán y a los cinco años recibía 890 euros. De hecho en marzo de 2015 el Banco Central de Dinamarca decidió reducir el tipo de interés de los depósitos al -0,75%, provocando un desplome de los indicadores a los que se referencian las hipotecas de ese país. En España según el Banco de España «La mayoría de hipotecas que se firman en nuestro país están referenciadas al Euribor a 12 meses y, aunque está en mínimos históricos (en el 0,255%), no parece probable que entre en terreno negativo». Hace nada, el 9 de febrero 2016, el bono japonés a 10 años ha registrado por primera vez en su historia, un rendimiento del -0,035% y en Suiza el bono a 10 años ofrece un – 0,361%.

Más de uno al analizar el asunto se pregunta si quienes compran estos bonos alemanes, japoneses, daneses…son tontos. Porque comprar “duros a 10 pesetas” es de ….. No obstante se genera una duda, más que razonable, cuando quienes hacen estas operaciones, con pérdidas garantizadas, son los propios Bancos, los fondos de inversiones o de pensiones, controlados por los grandes de las finanzas. ¿Estas gentes no habrán perdió la cabeza? Como la respuesta inequívoca es NO, la pregunta es ¿Cuál es el motivo? Según los analistas, la incertidumbre generada por la crisis económica que se ha instalado en el sistema capitalista orienta a los inversores a poner su dinero en valores seguros o metales preciosos. Por otro lado apuntan a que el dinero sobrante, no circulante, que atesoran los bancos les supone un gasto para depositarlos en los Bancos Centrales, que cobran por esos depósitos y añaden que otro factor viene a animar este “negativo negocio”, ya que muchos fondos de inversión y de pensiones están obligados por ley a adquirir bonos del Estado. Falta aún comentar que este afán de “perder” dinero se acelera en cuanto se percibe que es posible ganarlo si se es capaz de vender el bono a interés negativo, mucho más negativo a un tercero, a un cuarto… generando con ello el “mercado de bonos basura” que supondría un pingüe negocio para los intermediarios en estas fraudulentas operaciones. Y todo ello con las perspectivas de que los intereses negativos sean más negativos a medida que pasen los meses, porque la crisis económica para quienes hacen estos negocios, es una bendición.

Concluyendo, mala época para pedir préstamos a un Banco a interés fijo, ya que la volatilidad del interés será cada vez mayor tendiendo al negativo. Puede que alguien pida una hipoteca y el banco le pague por hacerlo. ¿El mundo al revés? NO es que el Capitalismo siempre ha sido así, un puro y dañino juego.

Fdo. Rafael Fenoy Rico