LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA EN TIEMPO DE ELECCIONES

34

¿PSOE + EleccionesPeriodo + Escuela = – Religión?

Con las nuevas elecciones los partidos políticos comienzan a diseñar sus programas electorales. Es el momento de prometer todo lo que, a su entender, debe cambiar para conseguir una sociedad mejor.

Una de las propuestas que el PSOE quiere llevar en su programa electoral es la concerniente a la enseñanza de la religión en las aulas. Ya sabemos que dice el PSOE en campaña electoral y que hace cuando gobierna.

Es poco creíble que nos vengan ahora con la oferta de eliminar la religión del sistema educativo. Si algo tenemos claro es que el PSOE y sobre todo el de Andalucía mima sobremanera la asignatura de religión. Saben que esta tierra tiene muchas y muchos fervientes devotos y ve en ellos y ellas un buen número de votos que de ninguna manera quieren perder.

Nos suena a promesas vanas. Solo tenemos que fijarnos en el modo en el que tratan a los Centros religiosos concertados con respecto a los públicos. Año tras año mantienen la oferta concertada mientras se va disminuyendo la pública. No importa que los Centros públicos tengan plazas y solicitudes suficientes para albergar a todo el alumnado de su zona. La administración andaluza desvía, sin ningún pudor, a las y los alumnos a los Centros concertados.

Y si lo anterior les parece poco, podemos comprobar también el enorme interés de las y los responsables de la Administración Pública andaluza por dotar a los Centros del suficiente profesorado de religión que les soliciten. Existen numerosas plazas de otras enseñanzas sin cubrir, pero esto no supone ningún problema para la Junta. Lo importante es que no quede ninguna plaza de religión sin cubrir.

A estas alturas quedan sin cubrir muchas plazas de profesorado necesario para atender a los distintos ciclos de Formación Profesional, educación Infantil, etc., y sin embargo asistimos desconsolados a las ofertas de empleo que emite la Junta de Andalucía solicitando profesorado de religión Católica sin ningún reparo. Seguro que nos dirán que lo único que hacen es cumplir con la normativa vigente. Este cuento ya lo tenemos bien aprendido, porque cuando quieren justificar el modo de operar que parece va en contra de lo que predican, o simplemente porque les interesa, automáticamente te dicen que lo único que hacen es cumplir con las leyes. Qué pena que no pongan el mismo tesón para cumplir con la normativa vigente cuando se trata de atender al resto de asignaturas y módulos.

De igual manera sabemos cómo trata la Junta de Andalucía al profesorado del resto de asignaturas cuando no hay horas suficientes de su especialidad. En estos casos el profesorado se ve en la disyuntiva de elegir dar como bien pueda una especialidad en la que no tiene conocimientos suficientes o ver reducido su sueldo proporcionalmente al número de horas que imparta. Sin embargo, cuando se trata del profesorado de religión la cosa cambia. En estos casos la norma se relaja enormemente y si el profesorado de religión solo tiene catorce horas de clase, la administración estatal no tiene ningún problema en recompensarlos con el sueldo completo. Para esto no hay recortes que valgan, en estos casos con la Iglesia hemos topado. Si algo tienen bien aprendido los responsables políticos es que con la Iglesia Católica hay que llevarse bien.

Desde CGT denunciamos la doble vara de medir cuando se aplica la normativa al profesorado de religión Católica y al resto de profesorado.

PSOE – EleccionesDespués – Escuela = + Religión