Razones para una huelga razonable

29

Ser conciso para argumentar lo razonable de una Huelga es todo un reto. Se suman y restan argumentos y visiones legítimas porque se sostienen en perspectivas individuales. Le propongo escenificar el asunto.

Vd. ¡Si! Vd. tiene derecho en su trabajo a pedir días de permiso, SIN SUELDO. Los puede pedir hasta 90 días a lo largo de 2 años. Si Vd. es personal interino no tiene derecho a ello. ¿Que por qué? No se sabe. Vd., desea tener permiso dos días, de esos a los que tiene derecho, y Vd. está dispuesto a no cobrarlos. Primero su jefe le puede decir que no es posible. ¿Por qué? -Porque las necesidades del servicio no quedan atendidas-. Vd. le razona al jefe que con el dinero de su salario, que Vd. no cobrará, podría contratar un sustituto. Pero el Jefe, que manda y mucho, dice que eso es un engorro para él y que NO ES NO.

No obstante Vd. le argumenta que con el sueldo de los dos días podría hacerlo. Pero eh aquí que el Jefe pretende disuadirlo sacándole del error. – No son dos días de sueldo los que Vd. pierde. Por pedir dos días de permiso le quitaremos de su nómina cuatro. La cara de sorpresa que le queda a VD dice mucho de lo que Vd. no está dispuesto a decir y como su cara es “un poema”, va el Jefe y le hace la cuenta:- Vd. pide el viernes y el lunes siguiente. Pues en medio están el sábado y el domingo y le vamos a descontar todos los días que Vd. deje de venir al trabajo aunque sean festivos.

Tamaña injusticia y disparate le animan a acercarse al delegado sindical de su empresa y este, en lugar de hacer piña con Vd. y apoyar la reivindicación, intenta justificar que esa medida es legal. Le dice: – Es injusta, evidentemente, pero es legal, y mi sindicato ha firmado y firmado pacto tras pacto y no estamos para hacer nada de nada con este asunto. No cojas el permiso y punto porque te va a salir por un ojo de la cara.

Vd. o se conforma o sigue su búsqueda visitando a un abogado, a riesgo de que le cobre la consulta, que le dice tres cuartos de lo mismo, advirtiéndole que el asunto tiene un recorrido muy corto en tribunales, porque como la norma, que estableció tamaño disparate, no se recurrió en su momento los jueces en esto son bastante cuadriculados. ¿No le queda a Vd. más que aguantarse? ¿Cree que es normal lo que viene ocurriendo? Pues, si piensa que no debería ser así, la Huelga, convocada por un sindicato que no firma pactos, está servida.

Fdo. Rafael Fenoy Rico