Todos no son iguales

6

Estos tiempos de descrédito sindical, siempre es reconfortante que al menos un sindicato, CGT, con importante presencia en el sector de la enseñanza, no se deje seducir con regalos envenenados.

Parece ser que la administración ha ofertado un liberado más a cada sindicato de la mesa o junta de negociación. Todos han argüido razones de necesidad o han callado ladinamente solo la CGT de enseñanza, ha dicho claramente que no, que no acepta dádivas, que mientras no se reviertan los graves recortes que la educación ha sufrido en esto años oscuros, NO acepta regalos, que dediquen estos liberados a crear empleo en la enseñanza. Que se cumplan las leyes de representatividad y a cada uno lo suyo.

Esto es sindicalismo independiente y transparente. ¿No era eso lo que queremos y exigimos? Muy bien por CGT, que quede claro que todos no son iguales, como querrían algunos.
-Francisco Ponzán. (Zaragoza)